7/10/10

THE GLASS HOUSE: PHILIP JOHNSON

The Glass House es sin duda una de las obras cumbres del arquitecto norteamericano Philip Johnson, en un principio discípulo de Mies y posteriormente apóstata del mismo, comenzó a trabajar en este proyecto personal, pues sería su nueva casa en New Canaan, Connecticut, en 1949.




Mies estaba trabajando en la construcción de la casa Fansworth, realizada entre 1946 y 1951 (imágenes nevadas) y Philip Johnson decidió rendir un especial tributo a su mentor en el minimalismo construyendo The Glass House en 1949.





En la casa de cristal se hace evidente uno de los principios arquitectónicos más importantes defendidos por Mies van der Rohe: “Less is more”, pues a la vista está que los materiales aplicados son mínimos, la economía de elementos es muy clara y los motivos ornamentales son prácticamente inexistentes.

Este ha sido un proyecto rodeado de polemica, pues ha sido criticado por muchos, pero también muy alabado por otros. Mientras muchos de los detractores de la arquitectura de las cajas de cristal la consideraron un modelo poco confortable para ser habitado, los defensores de esta moderna arquitectura afirmaban que La Casa de cristal marcó un punto importante en la búsqueda hacia la transparencia y la flexibilidad de la modernidad europea, representado así la desmaterialización casi total de la nueva arquitecura, fundiéndose así el interior habitable con el exterior.

La planta del edificio parte de un cubo cuyo contorno se forma a través del acero negro, y no es casualidad que sea de este tono oscuro, pues si nos situamos en el interior, las vigas de acero se mimetizan con los troncos de los árboles que rodean la casa.

Así como el tronco es la estructura que define un árbol al mismo tiempo que le otorga estabilidad, el acero negro de los marcos y el cilindro de tabique rojo que contiene la chimenea y el baño, definen el volumen de esta obra y anclan la composición al piso, lo que provoca que el edificio se erija casi de manera natural sobre el terreno, lo cual lo distingue de los diseños de Mies van der Rohe, que generalmente flotan en el espacio.

                                     
Debido al techo opaco y a las paredes transparentes, los visitantes tienen la maravillosa sensación de estar definitivamente debajo de un techo, pero nunca de encontrarse dentro de un edificio, parece pues que nos situamos en un espacio dilatado, sin fin, en nivel de suelo horizontal, al mismo tiempo que nos sentimos tapados y arropados por un techo hogareño, que sí acota nuestro espacio, es por tanto una dilatación espacial centrífuga horizontalmente, pero no verticalmente.

La transparencia del material permite que el paisaje sea prácticamente el elemento que construye la imagen interior de la casa, no hacen falta tapices ni cuadros para decorar el interior ya que la naturaleza que nos rodea es más que suficiente.

La Casa de cristal de New Canaan es uno de los proyectos más importantes realizados por el arquitecto norteamericano Philip Johnson, pues con esta obra comenzó una relevante carrera como arquitecto y como promotor de los nuevos discursos arquitectónicos que han marcado e incluso modificado de manera significativa el entendimiento de la arquitectura del siglo XX.

A través de estos vídeos nos damos cuenta de que ver The Glass House en este instante, es percibir a través de vuestra pantalla imágenes en movimiento, pero no es sentir, no es lo mismo que si estuviésemos allí mismo, pero observando este vídeo, entiendo por qué el propio Philip Jonhson afirma que estar dentro de La Casa de Cristal, es como un “camping trip” ¡Totalmente de acuerdo! Pues esta no es como una de nuestras casas, el espacio no está acotado con paredes opacas que no nos dejan volar hacia lo que está al otro lado, en este caso del cristal, sino que a través de una estructura transparente y mágica nos permite estar dentro y a la vez fuera, nos permite disfrutar de la naturaleza, nos permite sentirnos libres, aun estando “encerrados” y nos permite expandir y perder nuestra mirada allí donde finaliza la naturaleza, como en una eterna escapada de fin de semana de camping.
video

3 comentarios:

  1. Que preciosidade! A referencia da Casa Farnsworth é moi evidente, pero todas estas obras "minimalistas" de Mies e dos seus seguidores coma a obra que propós parécenme realmente incribles...Porque, persoalmente, non me parace que exista nada máis elegante en arquitectura contemporánea que a austeridade.

    Bico princesa!! Encántanme as túas entradas tan curradas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias cariño!!!
    A verdade é que sí, encantaríame que hoxe The Glass House non fora un museo, e que nos poidesemos ir ti, máis eu de escapada un finde!!!! Molaría!!!

    Bicos amore mío!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo29/1/11

    i love them

    ResponderEliminar